Edureka Propone

Paradigma de la relatividad y felicidad educativa.

   Esta propuesta surge de la impotencia, de la implosión que sufren los maestros castigados a resignarse ante los acomodados que imponen su criterio. Las instituciones han logrado de forma exitosa disgregar a los docentes de vocación con aquellos que destrozan la creatividad de los más pequeños. Pensamos que cada gota cuenta, pero no por igual, se hace necesaria una profunda especialización de nuestra profesión para dignificarla. El estado se retroalimenta introduciendo profesionales que obtienen mucha nota y poca capacidad docente, esto no quiere decir que no haya extraordinarios profesionales, pero los aburren con tanta burocracia y sin poder de decisión.  Lo realmente importante es que el niño se sienta feliz y tenga ganas de aprender e investigar.

   La educación tiene que ser transformada en algo más. El primer deber de la inteligencia es desconfiar de sí misma, el aula es un gran laboratorio y uno de los desafíos de la educación es innovar y eso es difícil.

   Es el momento de luchar por lo que creemos que es justo, no vale esperar que otros inicien el camino y mientras dejar que los demás resuelvan el problema, es imposible si no estamos unidos por una idea común.

   Lo primero que debemos hacer es desencantarnos de nosotros mismos, bajar de ese pedestal que nos hemos creado y realizar una verdadera autocrítica, desde la humildad, asumiendo errores, trabajando en equipo, aportando lo que sabemos, lo más importante es que nunca dejemos de aprender y desaprender (de nosotros mismos, de los compañeros, del mundo, pero sobretodo de los niños).

   Las escuelas utilizan nuestra mente como nosotros hacemos con la tierra, la sobreexplotamos.

¡¡¡Lo que necesitamos no es una evolución! ¡Sino una Revolución!!!

   En la actualidad el paradigma cuántico es inexistente, le tenemos mucho respeto y miedo, el camino de la mayoría es ignóralo, pero es nuestra obligación educar para el futuro que nos toca vivir. Desde Edureka trataremos de facilitar todos los conceptos básicos necesarios para intentar entenderlo, proporcionando asesoramiento real para su integración en las aulas.

    Para entender nuestra propuesta hay que partir del principio.

 “Absolutamente todas las partículas de las que estamos formados surgieron en el Big Bang, cuando se creó este universo, por tanto estamos todos interrelacionados desde ese mismo punto. Supongo que si todos tuviésemos esta visión, seríamos más cuidadosos con la naturaleza, la gente que nos rodea…”

   “Nuestra influencia en el universo puede ser mucho más fuerte de la que nos pensamos”  (Sonia Fernández-Vidal).

   El Cosmos es una Realidad Única (espacial-temporal-material-energética). Espacio, tiempo y materia ya no son propiedades independientes del sino que están interrelacionadas, son interdependientes y pertenecen a una estructura única.

   Si bien el modelo teórico de la Tierra plana que se concebía antaño, nos resulta hoy en día sencillamente ridículo, hoy día la historia vuelve repetirse.

   Ahí fuera hay un mundo que no conocemos pero que existe. Los seres humanos tenemos límites que lo encontramos en nuestros sentidos. Hay que empezar a ver el mundo de forma más amplia, pensar a lo grande.

  ¿Es posible vivir la realidad que percibimos siendo felices teniendo en cuenta realidad cuántica?

   Es una posibilidad que barajamos y trataremos de aproximar a quienes realmente tienen en su mano poder cambiar el modelo de pensamiento… los niños.

   Ante este nuevo reto se hace harto complicado hacer comprender a los maestros de hoy los cambios que nos depara el futuro y si se están preparando hoy para que nuestros alumnos puedan afrontarlo con garantías.

   Alguien tiene que atreverse a cambiar las reglas establecidas.

¿Por qué nos asusta plantear un cambio educativo?

   – La sociedad/cultura, los intereses políticos, la falta de interés en los centros.

  – El desánimo y la poca formación de muchos de los maestros para afrontar ese cambio.

    – Los propios alumnos se adaptan y asumen lo que les toca aprender cada día. Ellos dejan sus ilusiones en nuestras manos y nosotros les pagamos haciendo lo mismo que hicieron con nosotros.

  – Las familias que responsabilizan al sistema educativo de la formación de sus hijos.

  – Las editoriales que en su mayoría pertenecen a diferentes ideologías políticas engatusan a maestros/alumnos con muñecos y falsas teorías de innovación que se ven apoyadas por la tecnología.

   Proponemos una Revolución. ¿Nos acompañan?

  Los nuevos paradigmas educativos parten de un marco que simplemente evolucionan lo que ya hay, por eso hemos decidido salir de ese agujero y con lo aprendido trazar una nueva ruta.

   El paradigma de la complejidad (Morin), supone un cambio radical en el planteamiento y desarrollo de las ciencias, incluidas las ciencias sociales. Supone abandonar las certezas e instalarse en la incertidumbre, ya que como demuestran los últimos avances en las Ciencias Experimentales es necesario cambiar nuestros supuestos y pasar de antiguos modelos mecánicos a nuevos sistemas cuánticos.

   A continuación analizaremos el siguiente concepto: Inteligencias o inteligencia. Consideramos que aunque es un avance en educación, las inteligencias múltiples no deja de ser una moda educativa.

   Gardner define la inteligencia como la «capacidad de resolver problemas y/o elaborar productos que sean valiosos en una o más culturas» y define la inteligencia como una habilidad.

¿Inteligencias múltiples o inteligencia?

Morin (1991), no rechaza de plano, como inservibles, los preceptos del paradigma clásico sino que viene a destacar sus límites de validez y nos alerta ante el hecho de que su aplicación confiada pueda convertir a aquéllos en auténticas trampas para el pensamiento (el cerebro a veces nos engaña), en verdaderos obstáculos para la comprensión de nuestra realidad natural y social.

  Frente al precepto de fragmentación (que contempla las Inteligencias Múltiples), la complejidad acepta que el todo es más (o menos) que la suma de las partes aisladamente consideradas (lo denominado inteligencias).

   La visión de inteligencias múltiples choca con la visión integradora que nos aporta la complejidad, ya que Morin en sus aportes sobre la inteligencia, habla de una inteligencia general. Desde la complejidad se opta por integrar, no por fraccionar el conocimiento.

   Para Morin la inteligencia tiene múltiples capacidades, pero para Gardner existen múltiples inteligencias, lo que priva a su teoría del concepto de unidad, tan importante para Morin, el propio Gardner tuvo sus dudas con el concepto “inteligencia”.

   No hacemos una innovación de un modelo erróneo a nuestro entender sino que tratamos de revolucionar el concepto de educación, que está totalmente desvirtuado. La excelencia no está reñida con la calidad, sencillez, motivación, diversión e ilusión.

   Las economías avanzadas líderes están fuertemente basadas en la meritocracia, en la educación escolar, si se cambia el método educativo pero no se modifica la capacitación del profesorado, puede terminar siendo peor el remedio que la enfermedad., en los centros se necesitaría crear la figura del investigador.

   La universalización de la educación sin autonomía para los centros ha terminado en la “McDonaldización” del sistema educativo.

   Tenemos un sistema que no detecta por igual todos los talentos

   La inspección educativa se ha convertido en una inspección de trabajo (papeles y más papeles).

   Lo que necesita nuestro sistema educativo es un cambio de motor, no más gasolina.

   Tratamos de favorecer el desarrollo del pensamiento divergente (es un concepto diferente al de la creatividad), es la capacidad de responder de diferentes maneras ante una misma cuestión. Todos tenemos esa capacidad divergente pero si no lo entrenamos desaparece. Los niños necesitan comprender por qué están aprendiendo.

   La educación del futuro será personalizada, según la forma de pensar de cada cerebro, donde la información y el contenido estén presentados de una manera interesante utilizando una metodología necesaria adaptada a cada cerebro.

   Para llevar a cabo nuestro proyecto consideramos necesario darle la importancia justa al diseño de materiales y el desarrollo de actividades específicas de aprendizaje, los que realmente tienen la llave del cambio en educación son…LOS MAESTROS, por eso hace indispensable proporcionarles recursos tecnológicos, audiovisuales, metodológicos y motivacionales. Investigaciones actuales han demostrado que no se puede dejar todo a la espontaneidad.

   Por ahora  la educación se concentra más  en  igualar debilidades, hay que educar a la página en blanco del cerebro del alumno.

   No debemos olvidar que los objetivos tradicionales limitan su desarrollo. Los niños tienen grandes talentos y los malgastamos en la escuela. La creatividad debe ser tan importante como la alfabetización y darle el mismo estatus.

 Los niños no deben tener miedo a equivocarse. Si no estamos dispuestos a equivocarnos nunca saldremos con nada original. El resultado es que estamos eliminando la creatividad de la educación (Sir Ken Robinson).

   Hoy en día, a pesar de que los educadores son cada vez más conscientes de la importancia del pensamiento intuitivo y creativo, los sistemas escolares en general siguen estructurados al modo del hemisferio izquierdo. Los recursos de hoy sirven para afrontar los problemas del pasado pero no desarrollan estrategias para los problemas del futuro. El cerebro derecho (el soñador, el artífice, el artista) se pierde casi   totalmente en nuestro sistema educativo.

   La creatividad consiste en producir nuevas ideas, formas, métodos, etc. Lo cual sólo es posible si las personas se “liberan” por lo menos temporalmente, de los patrones establecidos por la sociedad. La creatividad surge de la necesidad. “La creatividad es un 99% de esfuerzo y 1% de imaginación”. Albert Einstein.

   Si bien la creatividad es el resultado de un proceso madurado, no surge cuando queremos, sino de forma imprevista.

   Es hora de pasar de un modelo industrial de manufacturas, lineal a un modelo cuántico. Tenemos que reconocer el florecimiento humano es un proceso orgánico. Lo importante es generar las condiciones para que ellos puedan florecer.

   Hay un importante problema de métodos.

   Es el momento de luchar por lo que creemos que es justo, no vale esperar que otros inicien el camino y mientras dejar que los demás resuelvan el problema, es imposible si no estamos unidos por una idea común.

   El valor de la educación está en el camino, no en la meta, en la alegría de descubrir algo. Muchos niños y maestros se sienten frustrados… Por culpa de las presiones y la obsesión   por los resultados la magia del viaje se va disipando.

   

Propuesta educativa

  • Bases Pedagógicas

    Hoy nos enfrentamos a la realidad virtual... Leer más

  • Edureka Propone

    Paradigma de la felicidad y relatividad educativa... Leer más

  • Versión 1.0

    La versión 1.0 ¡Cuántos quebraderos de cabeza nos ha traído!... Leer más

  • Versión 2.0

    La versión 2.0 está orientada a centros, maestros y padres... Leer más

  • Versión 3.0

    Todos pueden llegar a él remando en la misma dirección... Leer más

  • Talleres

    Talleres en las provincias de Toledo y Almería... Leer más

La creatividad no es más que la inteligencia divirtiéndose. Contáctanos